Cupo electrónico vuelve a ser sin fraccionamiento

 Caracas Abr 16 (El Universal) El cupo electrónico de $300 para compras por internet, ya no será fraccionado como se había dispuesto en la Providencia 011 del 9 de abril.

 

Este miércoles Cencoex modificó el Artículo 26 de la resolución que dividía en tres partes cada cuatro meses la asignación del total del cupo estipulado.

 

La nueva redacción del artículo reza: "El Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), podrá autorizar hasta un monto máximo de Trescientos Dólares de los Estados Unidos de América ($300) o su equivalente en otras divisas por año, es decir, en el período comprendido entre el 1º de enero y el 31 de diciembre, a cada usuario, para el pago de consumos de bienes y servicios efectuados con tarjetas de crédito mediante operaciones de comercio electrónico con proveedores en el exterior, deducible del monto máximo según lo establecido en el artículo 2 de la Providencia Nº 011, autorizando así el consumo de trescientos dólares de los Estados Unidos de América (USD 300) una vez al año".

 

La modificación publicada en la página cencoex. gob.ve estipula, tal y como se disponía antes de la 011, que el cupo electrónico deberá ser usado en el plazo de un año, no acumulable.

 

El resto de la Providencia se mantiene en vigencia, incluyendo el polémico Artículo 5 que atribuye a las entidades de la Banca Pública la potestad de fungir como únicos operadores cambiarios autorizados en el sistema financiero.

 

Cabe destacar que no fueron incluidos en la modificación, cambios relacionados con el pedido Presidencial de asignar a los tarjetahabientes del Banco de Venezuela dólares con los montos previstos antes de la publicación de la 011.

 

José Grasso Vecchio puntualiza que para analizar los alcances de la medida, deben considerarse los diversos factores involucrados.

 

-En los últimos tres años, se asignaron $ 4000 millones para viajes, si se toma en consideración el bajo costo de la divisa preferencial para estas operaciones -explica el especialista- se generan distorsiones como los "raspacupos", por ejemplo, enemigos de los ciudadanos honestos que utilizan sus divisas en lo que corresponde.

 

"Hoy existen los mecanismos para controlar y castigar este delito", dice.

 

A su juicio, tanto las mafias que se aprovechan indebidamente de las divisas extranjeras, como la necesidad de racionalizar el consumo en un escenario liderado por un barril de petróleo a 40 dólares, impulsa a explorar diversos mecanismos de control.

 

"Dar prioridad a los sectores que realmente requieren flujo permanente de divisas, como salud y alimentos, debe ser garantía para la población", sostiene el analista.