Atenas entra en la recta final de cara a un acuerdo o impago

 Atenas, 25 may (EFE) -Grecia entra esta semana en una etapa crítica de sus negociaciones con los acreedores, pues si bien el pago de pensiones y salarios a finales de mes parecen garantizados, no así todas las obligaciones que debe afrontar en junio.

 

El portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, aseguró hoy que el pago de salarios y pensiones a finales de mes "no se cuestiona", pero no fue tan tajante en lo que se refiere a la devolución de créditos en junio, cuando Grecia debe pagar al Fondo Monetario Internacional (FMI) un total de 1.600 millones de euros en varios tramos.